MARRUECOS EEUU. UNA ALIANZA DE SIEMPRE.

Por. Jorge Tapia Vidal.

De larga data, esta amistad perdura en los años y se consolida nuevamente ante la coincidencia de desafíos comunes como el cambio climático, el extremismo, la paz y la seguridad “entre las cuales dan más relevancia a esta relación”, se dijo en la reunión entre el jefe de la diplomacia estadounidense Antony Blinken y el Ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita.

Son dos siglos y medio de alianzas. Washington respalda a Rabat desde hace casi doscientos cincuenta años, cuando Estados Unidos se independizó de los británicos y el sultán fue el primero en reconocerlo.

Pero no solamente son ligamentos formales. Tienen su historia de respeto mutuo y firmes convicciones para sostenerlos. Marruecos sigue siendo el aliado más antiguo y uno de los más cercanos de los Estados Unidos de América en África del Norte, un estado afirmado por la política de tolerancia cero de Marruecos hacia Al-Qaeda y sus grupos afiliados. Esta permanente y consolidada relación se ve en todos los aspectos que los países requieren para sostenerla.

Marruecos también ayudó a los Estados Unidos cuestionando a los miembros de al-Qaeda capturados en Afganistán, Irak, Indonesia, Somalia y otros lugares durante la administración del 43º presidente George W. Bush, quien designó al país como un aliado importante extra-OTAN.

Los principales aliados de Marruecos en el bloque europeo son Francia y España, que apoyan el fortalecimiento de las relaciones entre Marruecos y la UE.  La Unión Europea tiene Acuerdos similares con Egipto, Israel, Jordania, Líbano, y otros países del Magreb.

Túnez y Argelia.

Datos no menores, para revertir maliciosos comentarios de editores y prensa pagada para denostar las relaciones marroquíes con Estados Unidos de Norteamérica.

Las relaciones diplomáticas formales de los Estados Unidos con Marruecos comenzaron en 1787, cuando el Senado de los Estados Unidos ratificó el Tratado de Amistad y Paz entre las dos naciones que se había negociado anteriormente en 1786.

​ Renegociado en 1836, el tratado aún está en vigor, constituyendo la relación de un tratado más larga e ininterrumpida en la historia de los Estados Unidos, y Tánger es el hogar de la sede diplomática de los Estados Unidos más antigua del mundo. El edificio de la sede, ahora el Museo del Legado Americano también es el único edificio fuera de los Estados Unidos que ahora es un Monumento histórico nacional.

Marruecos es también uno de los pocos países en África que aplica una extensión de viajes sin visa a los ciudadanos estadounidenses. Especial garantía, especialmente en tiempos de una pandemia que azota el mundo y deja una estela de muerte y desolación.

 La pandemia y la difícil coyuntura económica que ha provocado se han encontrado cara a cara con un mandatario en primera línea, coordinando las respuestas.

Así le vimos en los primeros meses de crisis sanitaria, cuando creó una Task Force para establecer estrategias con los principales ministerios y responsables de las fuerzas de seguridad y movilizó a todo el ‘majzen’ (el aparato administrativo).

Cuando el mundo se inclina y acepta los gobiernos de fuerza y opresión, Marruecos se levanta como un país de esperanzas, libertario y con visiones de futuro digno de imitar. Así se escribe la historia de las grandes naciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.